21 de marzo de 2013

Recipientes para horno: Moldes de tartas y bizcochos

MOLDES

Los moldes de pasteles y empanadas redondos miden entre 23 y 25 cm de diámetro con un borde de unos 4 cm de alto. Se comercializan en acabados claros y oscuros - con estos últimos se consiguen cortezas más doradas y crujientes -, así como con recubrimientos antiadherentes. Las tartas cubiertas rellenas de frutas o de crema (las tartas típicamente inglesas llamadas pie) se cuecen especialmente bien en moldes de aluminio,, porque este metal es buen conductor del calor y ayuda a que el pastel se dore y se vuelva crujiente. Elige moldes con bordes anchos para hacer un atractivo acanalado en la masa.
Los moldes hondos son perfectos para preparaciones con abundante relleno como tartas de fruta tipo pie, bizcochos y empanadas. Tiene el mismo aspecto que los clásicos, pero su profundidad oscila entre los 5 y los 7,5 cm.

Molde

FUENTES PARA PASTELES RELLENOS

Las de cerámica, por su aspecto, pueden ir del horno a la mesa. Más hondas y anchas que los moldes hondos de 23 cm de diámetro y entre 5 y 7,5 cm de alto, pueden contener el doble de relleno que una empanada o pastel convencional, por lo que resultan más adecuadas para pasteles de frutas o de carne y son una buena elección para pasteles sin base de masa puesto que evitarán que los rellenos se quemen.
Las de cristal hechas con Pirex refractario, también llamadas bandejas para pies, son una elección popular y atractiva. La principal ventaja del cristal es que permite ver cómo se va dorando la masa. Sin embargo, como el cristal templado no es tan buen conductor del calor como el metal, la base de la masa suele tardar de 10 a 15 minutos más en cocerse.

Fuente de cerámica

Fuente de Pirex

FUENTE PARA QUICHE

Hecha en porcelana, esta fuente de cocción decorativa, acanalada y plana es perfecta para hornear y servir la quiche. También puede utilizarse para cocer una gran variedad de sabrosos flanes o postres a base de crema o de frutas, con o sin masa. Las fuentes para quiche tradicionales miden 25 o 28 cm de diámetro. Las quiches también pueden prepararse en moldes metálicos de tarta.

Fuente para quiche

Fuente desmontable para quiche

Estos dos moldes, el primero de silicona y el segundo, además desmontable, puedes encontrarlos en Léuké.

MOLDES PARA TARTA

Los moldes metálicos de tarta, generalmente con bordes bajos acanalados, están disponibles con o sin acabado antiadherente. Algunos moldes para tarta se venden con bases fijas y gran variedad de formas, como las cuadradas o rectangulares para hacer tartas especiales. Sin embargo, la elección más versátil es un molde redonde de 25 o 28 cm de diámetro con base extraíble que permite desmoldar más fácilmente la tarta.

Molde para tarta

Molde desmontable para tarta

MOLDES PARA TARTALETAS

Son pequeños moldes de metal que se utilizan para hacer tartas individuales, pasteles y otras recetas dulces y saladas. Al igual que los moldes de tarta, están disponibles con bases fijas o extraíbles y con acabados normales y antiadherentes. Podéis encontrar moldes para tartaletas de múltiples formas y tamaños: acanalados y lisos, hondos y más llanos.

Moldes para tartaletas

Este práctico juego de moldes para tartaletas podéis encontrarlo aquí.

Fuente: WILLIAMS-SONOMA, Inc. Utensilios y técnicas de cocina. Cármen Suarez Menéndez (trad.) 1ª Ed. Barcelona; Círculo de Lectores, 2.008. 350 p. ISBN: 978-84-672-3073-4.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada